Sobre mí

Mi aventura en el mundo del pan casero empezó relativamente hace poco, casi por casualidad. Mis primeros panes eran sencillos y chapuceros, casi sin darle tiempo a fermentar, sobrestimando la cantidad de levadura, y con poco amasado. Aun así, el resultado me gustaba, pero no llegaba a ser un pan del todo satisfactorio. Un día, en una librería, hojeando un libro sobre pan, me di cuenta que no tenía ni idea (y sigo sin tenerla, siempre hay cosas que aprender).  Me compré el libro (Pan casero, de Ibán Yarza) y descubrí otra dimensión en la elaboración de un buen pan, su aroma, su sabor y su textura extraordinaria. Una vez comienzas, no puedes parar y empiezas a descubrir más técnicas, formas y sabores que antes desconocías, además de grandes panaderos que no sabías que existían.

Hacer pan es sencillo, solo requiere paciencia y saber buscar. Es por eso por lo que he creado esta página, donde, sin ser panadero profesional, pretende hacer llegar a más gente este fabuloso mundo, quitar miedos y solucionar dudas. Si yo soy capaz de hacer pan medianamente sabroso, ¡Todo el mundo puede!

¡Animate a hacer PAN!